Sábado, 8 de Julio de 2017
Leopoldo López, de vuelta a casa


Por Carmen DE CARLOS

Leopoldo López volvió a casa. No está en libertad pero está con los suyos. A López no la han doblegado los suplicios ni el confinamiento. El arresto domiciliario le permitirá desarrollar una actividad y estrategia política que, posiblemente, resulte determinante para el futuro de Venezuela.

Nicolás Maduro se esforzó en estos más de tres años, involuntariamente, en convertir a López en un mártir. No lo logró porque sigue vivo pero lo ha transformado en un líder con fuerza y derecho propio para aspirar, el día de mañana, a dirigir y modificar el desgraciado destino de Venezuela.

Si Mandela estuviera vivo, sin duda, habría alzado, desde el primer día, su voz para reclamar la libertad de López (y de todos los López) y condenar lo que desde hace tiempo, sin temor a equivocarse, se puede calificar de dictadura caribeña. Bienvenido sea López a la libertad, aunque ésta, todavía, sea a medias.

Enlaces vinculados.

Ética y estética de la dictadura venezolana

Maduro se quita la máscara

Más maduro

“El gobierno que traicionó a su pueblo”, por Clara RIVEROS

El opositor venezolano preso Leopoldo López cuenta sus vivencias en un blog

Una aplicación para móviles “libera” a Leopoldo López y lo hace presidente