jueves, 13 de noviembre de 2014
Cómo trabajar con brasileños y lograr que todos sean felices

Carmen pequeñaPor Carmen DE CARLOS, para SudAméricaHoy (SAH)

El profesor uruguayo Alfredo Behrens, hombre extraordinario en el más amplio sentido de la palabra, parece haber dado en el clavo con su último trabajo. Atento a las quejas eternas de los ejecutivos extranjeros que aterrizan en Brasil, ha creado un curso “on line” donde parece dar con la fórmula para lograr algo parecido al sueño de todo ejecutivo y trabajador: “Alto rendimiento con felicidad” (recíproca). El andamiaje sobre el que construye el patrón o la partitura de trabajo está basado en… “la escuela de samba”.

“Muchas empresas extranjeras que trabajan con brasileños se quejan de la baja productividad, la falta de comunicación, la alta rotación y la falta de compromiso. Sin embargo, en las escuelas de samba, los brasileños demuestran lo contrario, son productivos, cumplen sus objetivos y no tienen dificultades de comunicación”, observa.

fsdfsdfsdfw

Alfredo Behrens

Behrens, PhD por la Universidad de Cambridge, antiguo profesor en la Universidad de Princeton y experto en Gestión Intercultural y Liderazgo, tema sobre el cual  imparte clases en la FIA, la escuela de negocios de São Paulo, recuerda que los integrantes de las escuelas de sambas, “entregan en el plazo establecido un producto de calidad mundial y no reciben ninguna remuneración por ello”. Por lo tanto, se pregunta: ” ¿Por qué no aplicar criterios similares a otras actividades?”. La respuesta la ofrece él mismo con Management the Brazilian Way, el título del curso que hasta el 13 de diciembre, será de acceso libre y gratuito. De momento la versión es en inglés pero la española no tardará mucho en llegar

Durante el proceso de elaboración del curso, Behrens le pasó el escanner  y entrevistó a cientos de personas en las escuelas de samba. La idea es facilitar la misión de ejecutivos que empiezan a pisar el difícil terreno laboral en Brasil o lo hacen desde hace algún tiempo con enormes sufrimientos y una gestión desacertada.  “El modo de funcionamiento de las escuelas de samba es fácil de transferir a multinacionales, grandes, pequeñas y medianas empresas. Se puede aprovechar técnicas de reclutamiento, selección y promoción, liderazgo, incluso las de compensación, aunque las escuelas de samba -insiste- no pagan a sus miembros”.

El curso tiene tantos ritmos como establezca el interesado. “Se compone de 14 conferencias cortas de 7 minutos cada una. En total -explica el autor de libros como “Cultura y Gestión en las Américas” (Stanford University)-  estamos hablando de un curso de poco más de una hora y media de conferencias. Cada conferencia viene con el material de lectura y cuestionarios para que el participante pueda valorar su grado de comprensión y aprovechamiento de las clases”.