lunes, 12 de septiembre de 2016
“El ocaso de Chávez”, agonía y maldición de un presidente
Ludmila

Ludmila con el doctor Marquina en el hospital de Naples, Florida, EEUU.

Ignacio PeralesPor Ignacio PERALES

Ludmila Vinogradoff, ha escrito lo que todos querían saber pero nadie sabía cómo enterarse: “El ocaso de Chávez”. Corresponsal del diario español ABC en Venezuela, esta periodista, incansable al desaliento chavista, pasó el escáner a la historia secreta de la enfermedad del difunto presidente bolivariano y logró como resultado este magnífico libro. En el camino, investigó el perverso mecanismo que puso en acción para dejar en el poder al inefable Nicolás Maduro. “Best seller” en tiempo récord en su país,  se puede adquirir en Amazon.com. En la edición digital el prólogo es del escritor venezolano Rafael Arraiz Lucca, la portada de Raúl Azuaje y el diseño de Victoria Araujo.

“El ocaso de Chávez” o la la agonía oculta del ex presidente Chávez Frías y la oscura trama de su sucesión o la maldición de esa herencia, se basa en dos testimonios de excepción: el del doctor José Rafael Marquina y el de la azafata presidencial que acompañó a Chávez en sus numerosas giras alrededor del mundo.
“Con la bella mujer tuvo un largo romance, literalmente en las nubes, y una pequeña hija que es el vivo retrato de su padre. La relación con la aeromoza (azafata) se mantuvo velada y en secreto como su enfermedad, en el mismo plano y con el mismo cerrojo, hasta que se desveló después de su defunción”, escribe la autora.
“Vinogradoff -dice el escritor Rafael Arraíz Lucca en el prólogo- va penetrando en el laberinto y  hallando huellas que no formaban parte del espectro de su pesquisa pero que le añaden sustancia al relato y alimentan el retrato de un personaje inevitable de la vida venezolana”.
En el libro se revelan los “misterios” que rodearon su enfermedad. A distancia, el médico venezolano desafió el “telón de hierro”, que impuso la parte oficial y logró informaciones valiosas directamente de fuentes venezolanas y cubanas que le permitieron hacer un diagnóstico interpretativo sobre la deteriorada salud de Chávez, la cual de conocerse oportunamente, habría hecho evidente que no estaba en condiciones de reelegirse en el cargo. Así que el ocultamiento de su verdadero cáncer sirvió al chavismo, tras bastidores, como instrumento para controlar y corromper el poder en Venezuela más allá de su muerte.
“La primera versión impresa fue producida por Libros El Nacional bajo el título de El ocaso del comandante, pero debido a las dificultades de editar libros en el país quisimos presentar esta nueva versión actualizada y ampliada”, observa la autora.

Ludmila Vinogradoff Sorokin comenzó su carrera periodística en El Nacional para las secciones de política y economía. Ha sido corresponsal internacional en Caracas de El País de España y la revista Semana de Colombia. Actualmente trabaja para el diario ABC de España y Clarín de Argentina. Nació en Shangai, su madre es rusa y su padre chino. Buscando la libertad su familia desembarcó en Venezuela. Se graduó en la Universidad Central de Venezuela y después realizó un posgrado sobre Cine y Comunicación de Masas en la École des Hautes Études en Sciences Sociales en París. Su pasión por la investigación para escudriñar la verdad la ha llevado, por más de 25 años, a desvelar escándalos de corrupción que han marcado un hito en la historia política nacional.

cover_ocasochavez-1
“En una sociedad de engaños decir la verdad es un acto revolucionario”, George Orwell.