sábado, 27 de enero de 2018
Berlín abre las puertas al cine latinoamericano


Por Ernesto Pérez, para SudAméricaHoy
El cine latinoamericano vuelve a ser un invitado de honor
del próximo Festival Internacional de Berlín con una docena de títulos que ocupan todas las secciones de esta manifestación que se celebrará del 14 al 25 de febrero próximos.
En la sección principal del concurso han encontrado cabida el mexicano “Museo” de Alonso Ruizpalacios con Gael García Bernald y el chileno Alfredo Castro y el debutante paraguayo Marcelo Martinessi con “Las herederas”, en coproducción con Uruguay, Brasil, Francia, Alemania y Noruega, mientras fuera de concurso se presenta el brasileño José Padilha con la superproducción anglo-norteamericana “7 Days in Entebbe” que evoca un famoso desvío de un avión de Air France en vuelo entre París y Tel Aviv, secuestrado por terroristas palestinos en 1976, y el argentino Fernando Ezequiel Solanas que
trae un nuevo documental, “Viaje a los pueblos fumigados” en la sección de
honor Berlinale Special.
La sección informativa Panorama, que cuenta con jurado popular propio, ha
sido aún más generosa con el cine latinoamericano, habiendo invitado a la
coproducción argentino-chilena “Marilyn” de Martín Rodríguez Redondo, a la
argentino-holando-suiza “La omisión” de Sebastián Schjaer y a la argentina
“Malambo, el hombre bueno” de Santiago Loza, a los brasileños “Tinta bruta”
de Marcio Reolon y Filipe Matzembacher, “Ex Pajé” de Luiz Bolognesi, “Bixa
Travesti” de Claudia Priscilla y Kiko Goifman y al documental “O processo” de
Maria Ramos sobre el juicio que condujo al impeachment de la presidenta Dilma Roussef.


También en la sección reservada al cine para niños y adolescentes,
“Generación 2018” y “Generación KPLUS”, figura con prominencia el cine
latinoamericano con “Retablo” del peruano Alvaro Delgado Aparicio,
“Unicórno” del brasileño Eduardo Nunes, “Virus tropical” de colombiano Santiago Caicedo y los argentinos “Mochila de plomo” de Dario Mascambroni y “El día que resistía” de Alessia Chiesa a los que se agregan los cortos “Playa”
del mexicano Francisco Borrajo y “Sinfonía de un mar triste” del también
mexicano Carlos Morales, “Toda mi alegría” de la argentina Micaela Gonzalo y
“Yover” del colombiano Edison Sánchez.