sábado, 9 de febrero de 2019
«Berlín oficial se olvida del cine latinoamericano», por Ernesto PÉREZ

Por Ernesto PÉREZ, para SudAméricaHoy

Ausente casi por completo del concurso oficial del 69o.
Festival de Berlín, que se desarrolla del 7 al 16 de febrero (donde se postula para el Oso de oro solo el brasileño “Marighella” del conocido actor y debutante como director Wagner Moura), el cine latinoamericano encuentra su verdadera patria en la sección paralela con jurado popular “Panorama”.

Aquí, en efecto, encuentran cabida el guatemalteco “Temblores” sobre las cuitas de un padre de familia evangelista que descubre ser homosexual, de ese Jayro Bustamante que también en Berlín presentó su primer largometraje “Ixcanus” que en 2015 ganara el premio Alfred Bauer por el film más novedoso de la Berlinale, el «fantacientífico» argentino “Breve historia del planeta verde” de Santiago Loza, sobre un pequeño alieno que debe ser devuelto a su planeta y el mágico “Los miembros de la familia” de Mateo Bendesky, sobre dos hermanos obligados a crecer tras la muerte de la madre, el futurista brasileño ”Divino amor” de Gabriel Mascaro, sobre una curiosa manera de convencer a una pareja de no divorciarse y “Greta” del debutante Armando Praça, la historia de un enfermero que encuentra su verdadero ser gracias a un huésped inesperado y el pseudo musical dominicano “La fiera y
la fiesta” de Laura Amelia Guzmán e Israel Cárdenas
sobre tres amigos que intentan llevar a cabo un frustrado proyecto de un conocido cineasta
fallecido.


 Pero también a nivel de documentales, el subcontinente estará bien
representado con el cubano-brasileño “La arrancada” de Aldemar Matías 
sobre la vida cotidiana en la Cuba postcastrista, el brasileño “Estou me guardando para cuando o carnaval chegar” de Marcelo Gomes, historia de una entera ciudad de 40 mil habitantes que hace un alto en la producción de 20 millones anuales de pares de bluejeans para irse a Río de Janeiro para el carnaval y el chileno-colombiano “Lemebel” de Joanna Reposi Garibaldi, recuerdo emotivo de un performer chileno que osaba criticar la dictadura pinochetiana.

 También el Forum, donde se concentra mayormente la atención berlinesa
sobre el cine de vanguardia y experimental, tiene su cuota de cine
latinoamericano con el brasileño ”Chao” de la debutante Camila Freitas
que ha documentado a lo largo de cuatro años la vida de campesinos sin tierra 
que desde 2015 han ocupado terrenos abandonados, exigiendo una verdadera reforma agraria, el costarricense “El despertar de las hormigas” de otra debutante, Antonella Sudasassi Furniss, sobre una joven madre de dos niñas que lucha por su emancipación contra un marido que persiste en querer un hijo varón y el colombiano “Lapü” de los también primerizos César Alejandro Jaimes y Juan Pablo Polanco sobre ritos y costumbres fúnebres de una tribu indígena de la Guajira.
 Completan esta visión del cine latinoamericano del Forum dos films
brasileños, el semidocumental “Querência” de Helvécio Marins Jr., que
sigue las andanzas de un vaquero que tras ser víctima de los cuatreros sale
de la depresión convirtiéndose en animador de rodeos, y “A rosa azul de
Novalis” de Gustavo Vinagre y Rodrigo Carneiro
en el que un bibliómano
rememora su vida a través de las páginas de la novela inconclusa del poeta
alemán Novalis, “Heinrich von Ofterdingen”.