Viernes, 26 de Mayo de 2017
“La novia del desierto”, la emoción llega a Cannes


Cannes. Por Ernesto PÉREZ, para SudAméricaHoy
Una ópera prima argentina, “La novia del desierto” de
Cecilia Atán y Valeria Pivato, sorprendió y emocionó al público de la reseña paralela oficial del 70º. Festival de Cannes, “Una cierta mirada”, al contar, con parsimonia de medios pero con una auténtica convicción, la historia de una mujer madura que se encuentra a sí misma en medio de un desierto.
Y si bien la mayor atención de la novena jornada fue para los dos films en
concurso, “Krotkaya” (Una mujer dulce) del ucranio Serguiei Loznitsa y
“Good Time” de los hermanos neoyorquinos Benny y Joshua Safdie, la obrita
argentina supo entrar en el corazón de los espectadoresr y, se espera, el del
jurado presidido por Uma Thurman.
Atán y Pivato no son de todos modos unas primerizas que aterrizan en
Cannes sin otra arma que su película: Atán ha hecho films educativos y
publicitarios y un documental sobre la historia de las Madres de Plaza de Mayo y Pivato ha ejercido casi todos los oficios del cine que tienen que ver con el aspecto artístico: asistenta de dirección, supervisora de castings y
revisora de guiones para cineastas de renombre.
Las dos se conocen desde bien antes de haber empezado a proyectar “La
novia del desierto”, en 2012 por haber colaborado juntas en una película,
pero en este lustro transcurrido desde la primera idea hasta este estreno
mundial en Cannes las dos siguieron introduciéndose en el meollo de la
producción, conquistando su independencia al producirse ellas mismas el film
y luego a acceder a todas las posibilidades financieras que ofrece el
mercado.
Y convenciendo con la única arma del guión a dos grandes actores como la
chilena Paulina García y el argentino Claudio Rissi.
En un alto del camino que la conduce a un nuevo empleo como doméstica,
después de haber servido a una familia durante 30 años, Teresa olvida su
bolso con sus únicas prendas en el camión de un feriante del santuario de la
Difunta Correa, una santa milagrera que siguió amamantando a su bebé
después de muerta.
Igual que la santa, también Teresa ha vivido para los demás y hoy llora
de muerta en vida, la pérdida de su hijo putativo, por ella criado en estos 30
años.
Buscando el bolsón extraviado, Teresa encontrará a un  hombre que por
afecto la engañará pero que le dará la fuerza necesaria para intentar una
nueva vida más independiente. Gracias a la Difunta Correa.
Ningún alarde técnico o estilístico, frecuentes en las óperas primas,
menoscaba esta historia tenue y sencilla, embellecida por una Paulina García
sin maquillaje que pasea su mirada perdida por un mundo que desconoce y que aprenderá a dominar, o mejor dicho, a no dejar dominarse.
Sentidos aplausos se escucharon durante las dos proyecciones de este film
que ya tiene distribuidor en Francia y encontrará seguramente sus
espectadores en los países más curiosos cinematográficamente.


“Krotkaya” es la adaptación libre de un cuento de Fiodor Mijailovich
Dostoyevsky, varias veces llevado al cine, tanto en Rusia como en Francia, y
en la actual variante de Loznitsa la protagonista más que dulce es obstinada,
al tratar contra viento y marea y contra la burocracia y la represión de
saber que ha pasado con su marido, preso en una cárcel siberiana, quien sabe
por cual delito (terrorismo, simple oposición?).
Este viaje kafkiano que se precipita en un final esperpéntico le sirve a
Loznitsa para enhebrar un rosario de retratos de la Rusia putiniana, dividida
entre la nostalgia de primera potencia, la corrupción, la miseria y la
desesperanza.
Y así en este film con personajes sin nombre, la mujer obstinada (una seca
y esencial Vasilina Makovtsieva) pasará de protagonista a simple testigo de
un universo dantesco, preocupado solo por la supervivencia y carente de toda
solidaridad.
“Good Time” es una cabalgata por los barrios marginados de Nueva York
donde el personaje encarnado soberbiamente por Robert Pattinson piensa las mil
y una para salvar a su hermano deficiente de la policía que lo ha arrestado
por un improbable asalto a un banco.
Los hermanos Safdie se dividen equitativamente el trabajo, Jeff escribiendo
el guión junto a Ronald Bronstein y Benny interpretando el rol del hermano
deficiente, y juntos, con el agregado de un exquisito cameo de 5 minutos de
Jennifer Jason Leigh, pergeñan este film frenético que no deja respiro al
espectador, tal es la cantidad de ideas originales que se suceden hasta la
palabra fin.