Miércoles, 29 de Marzo de 2017
Los jueces argentinos se retirarán a los 75 años

Buenos Aires. Natalia AGUIAR

La Corte Suprema de Argentina, en el caso “Shiffrin Leopoldo Héctor”, abandonó la histórica doctrina del caso “Fayt, Carlos”, que había declarado la nulidad del inciso 4to del artículo 99 de la Constitución Nacional que fija el límite de 75 años para el ejercicio de la judicatura exigiendo nuevo acuerdo para los magistrados que superen dicha edad.
La sentencia, que a partir de hoy valida esa disposición, lleva la firma de los jueces Ricardo Luis Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, con la disidencia del juez supremo Carlos Rosenkrantz y la ausencia de Elena Highton de Nolasco.
Fue tal vez la causal de delicadeza y decoro la que impidió a Highton firmar el fallo, ya que la jueza planteó la nulidad de esa misma disposición a su respecto, obteniendo el 10 de febrero de este año un fallo favorable a su pretensión emitido por el juez Enrique Lavié Pico que el gobierno de Mauricio Macri, a instancias del ministro Germán Garavano, no apeló. De esta manera, sin revisiones de otros jueces, quedó consolidado el derecho de la ministro de la Corte a permanecer en el Alto Tribunal hasta el momento en que decida jubilarse, pese a haber jurado en 2004 con la nueva Constitución de 1994 que establece el límite de los 75 años.
Distinta suerte a la de la juez suprema corren todos los magistrados inferiores que no se encuentren alcanzados a hoy por una sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada.
Es evidente que el Gobierno acuerda con la Corte estrategias para la renovación vegetativa del Poder Judicial a cambio de asegurar permanencia a los integrantes del Tribunal cimero.