lunes, 3 de julio de 2017
Trump y los otros presidentes (sudamericanos) que odiaban la prensa

Buenos Aires. Por C. DE CARLOS

La ocurrencia de Donald Trump de tumbar a golpes a la CNN, en un supuesto combate fuera del ring, no deja de ser algo propio del actual presidente de Estados Unidos. Sus intervenciones en el pasado, en TV y cine, fueron un aperitivo del espectáculo que ofrece a diario desde la Casa Blanca. Pero Trump no fue el primero y es bastante posible que no sea el último en elegir a los medios de comunicación tradicionales como enemigo personal. Antes que él fue Hugo  Chávez, quizás, el primero en inaugurar esta ola del todo vale contra los periodistas. Su estela la sigue, aunque sea con manotazos de ahogado,  Nicolás Maduro, incapaz de hacer escuela y al menos, simular un cierto respeto a los otros, incluidos los que caen bajo sus balas. Alumnos aventajados en esto de sacudir a la prensa fueron Néstor y Cristina Kirchner, (Clarín fue su objetivo predilecto),  Rafael Correa (inolvidable su insulto de “gordita horrorosa” a una periodista ecuatoriana) y en última instancia, Evo Morales, el mandatario que primero firmaba decretos y luego le decía a sus, “abogados, meterle” para que fueran legales.

Estos vídeos muestran las similitudes entre Jefes de Estado que ideológica -y geográficamente- se supone que están en los antípodas. Al fina,l va a ser cierto que los polos opuestos se atraen o, quizás, son la misma cosa.