martes, 26 de agosto de 2014
Pobreza, una amenaza para 200 millones de latinoamericanos

mapa america latina

Por Ignacio PERALES, para SudAméricaHoy (SAH)

Rozan los doscientos millones. La cifra se corresponde con más de un tercio de la población de Latinoamérica y el Caribe. Son los que están en riesgo de caer en la pobreza por catástrofes naturales, crisis macroeconómicas y factores diversos. Los datos estremecen. En este panorama, los países que mejores “calificaciones” obtienen son Boliviay Perú.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) realizó un minucioso seguimiento  de la región que plasma en su último trabajo donde da la señal de alarma.
El Informe de Desarrollo Humano 2014 advierte que la población vulnerable, en riesgo de caer en la pobreza, representa el 38 % de los habitantes de esta zona, en total, entre  580 y 590 millones de personas, según datos del Economista Jefe del PNUD en El Salvador, William Pleitez.
Hay una porcentaje «demasiado alto» de latinoamericanos que viven bajo amenaza de perder, severamente , su actual estado de bienestar. Se encuentran sin recursos en caso de enfrentar algún tipo de crisis macroeconómicas o por efecto de desastres naturales y de otro tipo.
En este escenario no se olvida que la pobreza por ingresos se ha reducido a casi la mitad en la última década en América Latina y el Caribe. Pese a esto, persisten las dificultades para lograr ascender a lo que en buena parte del territorio es el sueño de pertenecer a la clase media.

El informe del PNUD advierte que, entre los años 2000 y 2012, Perú fue el país donde se registró el mayor salto de pobres a la clase media. El Gobierno de Ollanta Humala recoge las buena calificación que coloca a la nueva clase media como la de mayor aumento en el tamaño relativo de este grupo  con 19,1 puntos porcentuales.

Bolivia, por su parte, consigue la primera posición como el país que logró la mayor reducción relativa de pobreza (32,2 puntos). En simultáneo se le atribuye el mayor aumento de población vulnerable (16,9 puntos).
Los casos de Chile y de Argentina no son muy diferentes. Ambos redujeron tanto la pobreza como la vulnerabilidad, lo que se tradujo en buena medida con nuevas incorporaciones a la clase media.
La República Dominicana no puede decir lo mismo. La clase media se redujo casi cuatro puntos. Como consecuencia, aumentó tanto en la pobreza como la vulnerabilidad.
El Salvador sale bien parado a medias. La pobreza disminuyó en 4,2 puntos porcentuales pero también lo hizo el tamaño de la clase media (en 1,8 puntos). Por lo tanto, se registró un aumento combinado de 6,2 puntos en el volumen de la población vulnerable.

Con este informe a l avista no está de más que los Gobiernos tomen nota. Cada cual debe asumir la responsabilidad que le corresponde y empezar a adoptar las medidas necesarias para que la amenaza de la pobreza se aleje de doscientos millones de personas. El cambio, está en sus manos.