Viernes, 27 de Enero de 2017
Eike Batista, el ocaso de un millonario

Por Carmen DE CARLOS

Tiene 60 años y nació en Minas Gerais. Es presidente del Grupo EBX y su fortuna llegó a considerarse, con  30.000 millones de dólares,la mayor del gigante sudamericano. Se entregó después de días de fuga en Nueva York. Lo pensó mejor y volvió para poner su vida en manos de la justicia. Hablamos de Eike Batista,  el millonario entre los millonarios y el último en caer en desgracia por el caso “Lava Jato”.

El magnate brasileño, cuando supo que iban a por él, salió volando de Brasil. Batista representaba los años dorados de los gobiernos de Luiz Inacio Lula Da Silva pero con el destape y el ventilador de la corrupción, ahora es símbolo de la cultura del latrocinio y el dinero fácil.

A Eike Batista le acusan de entregar al ex gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, (preso desde fines del año pasado) un soborno de 16,5 millones de dólares. La operación la habría hecho mediante un falso contrato de compra venta de una mina de oro.

El derrumbe de su imperio fue de la mano de la baja de los precios del crudo pero sus múltiples empresas, se extendían en sectores variados que incluían minería, energía, astilleros y logística.

Generoso con los donativos, reconoció haber entregado millones de dólares a las campañas de 13 partidos políticos diferentes, incluido el PT. En un abrir y cerrar de ojos pasó de ser un colaborador en el escándalo Petrobras a encabezar, por un puñado de días, la lista de brasileños más buscado por Interpol.

Hijo de alemana, Batista pudo intentar llegar a Alemania, donde no hay tratado de extradición con Brasil. No lo hizo.

 

Links vinculados:

La Justicia brasileña bloquea las cuentas del multimillonario Eike Batista

Condenan a brasileño Batista a 5 años sin cargos en firmas de capital abierto