jueves, 15 de julio de 2021
Karim Ainouz regresa al pasado en Cannes con: “Marinheiro das montanhas”

Por Ernesto PÉREZ, desde Cannes

Un curioso y original documental brasileño sobre el retorno al país de sus padre de parte del cineasta Karim Ainouz fue presentado como proyección especial fuera de concurso en el 74o. Festival de Cannes.


  “Marinheiro das montanhas”, documenta el viaje que hubiera debido
realizar el director con su madre, abortado por la muerte de esta, y en el no
solo rinde un homenaje a su memoria sino también esboza un ensayo sobre una especie de desarraigo que provoca en la primera y segunda generación de americanos de origen extranjero el volver a los países de sus mayores.
 El enigmático título, que alude a una contradicción en términos entre
un hombre de mar y la montaña, sería más explicativo con el subtítulo
adoptado por su autor, “Argelino por azar”.
 En efecto, Ainouz nació hace 55 años en Fortaleza, hijo de una pareja
emigrada en Estados Unidos y que, al separarse, condujo a la madre a Brasil y al padre de vuelta en Argelia. 
 Y volver a la tierra de sus padres es para Ainouz más que un retorno a los
orígenes una ocasión de reencuentro con su madre.
 No es la primera vez que Ainouz está en Cannes con una película. Aquí
había presentado en la reseña paralela oficial “Una cierta mirada” en
2002 el notable “Madame Sata” pero sobre todo volvió en 2019 en la misma
sección con “A vida invisivel de Euridice Gusmao” que le valió el primer
premio de parte del jurado y que además ha sido su mayor éxito
internacional, habiendo sido comprado por los principales mercados mundiales.


 En ese viaje, que él mismo documenta cámara en mano, Ainouz reencuentra olores, paisajes, costumbres que le describían sus mayores y encuentra además a su media hermana, Kamir, que también es cineasta.
 “Marinheiro” es un ejercicio de memoria apasionante en el que puede
reconocerse todo hijo de inmigrante americano.