miércoles, 15 de octubre de 2014
Tubaína, cerveza y algo más

tubaina2
Dirección: Haddock Lobo, 74
Especialidad. Cervezas artesanales y refrescos brasileños. Cocina paulista, vegetariana y peruana.
Precio de una cena para dos personas: R$ 120,00 (49 dólares, 38 euros). De lunes a viernes hasta la una de la madrugada y viernes y sábado hasta las tres

Carmen pequeñaPor Carmen DE CARLOS, para SudAméricaHoy (SAH)

A unas pocas cuadras, manzanas o “bloques” de la Avenida Paulista, el Tubaína destila una colección de cervezas “Tupiniquin”, esto es, artesanales de primera fila. El eslogan se traduce en “beba menos y mejor” porque la calidad, importa. De paso, coma más y mejor porque, la cocina lo merece.

Tubaina significa gaseosas brasileñas populares en portugués y en este local se pueden consumir más de treinta marcas originales de Brasil e incluso, de Sudamérica. El bar-restaurante está decorado con decenas de botellas antiguas, incluida una “Casera” “made in Spain”, de aquellas que se abría con el tapón de cerámica y un anillo de goma en el borde.

Colorido y apto para todas las edades, la decoración del Tubaína combina clásicos como un alfombra persa con el toque moderno de… colocarla en el techo de la planta baja.

La barra vale para apoyar el codo pero resulta más cómodo sentarse en las mesas con las sillas thonet y mientras conversas, escuchar la música de fondo que selecciona Danyela Gato, co- propietaria del local con Verónica Goyzueta y cantante profesional.

En su intensa carrera musical no so pocos los famosos que aplaudieron las actuaciones de Dany, como la conocen todos. Sting, Sean Connery, Kim Bassinger, Ricki Martín y hasta Jeremy Irons se encuentran entre ellos.

El actor inglés la conoció cuando cantaba en Bangkok y se llevo doble sorpresa, después de compartir tragos y darle un repaso a la noche, descubrió que Dany no tenía ni idea de quién era él.  De madrugada pareció abrir los ojos y fue entonces cuando le dijo: “Ahora que me fijo, cómo te pareces a un actor inglés que se llama Jeremy Irons”.

De las diez cervezas artesanales que ofrecen en Tubaína (@tubaina), hay algunas más curiosas que otras. Hay cervezas artesanales de marcas como Colorado, Bamberg, Cafuza y Jupiter y la Amazon Beer, que mezclan la cebada y el trigo con ingredientes brasileños. Al saborear una “Stout”, de la Amazon Beer, descubrimos el perfume de un fruto amazónico, el “Açai” que recuerda por su aspecto a la chicha morada, una bebida andina elaborada con maíz de color. Ellos también producen una excelente “Red Ale”, una colorada elaborada con las raíces amazónicas de “priprioca”.

La mayoría de estas “birras” son de la línea americana que mezcla variados ingredientes. Pero el bar también ofrece la Bamberg, una línea de cervezas muy premiada, que cumple la rígida “Ley de la Pureza Alemana”, una norma creada en Baviera, en 1516, que establece que la cerveza sólo puede tener tres ingredientes: agua, cebada malteada y lúpulo.

Cervezas aparte –es verdad que al ser artesanales e intensas bebes menos- la oferta gastronómica es  otra historia. “Es una reelectura de la comida peruana con la de los inmigrantes paulistas. Tiene influencias japonesas, como el pastel que se come en los mercados de aquí, pero también italiana, con las pastas y árabe, como el couscous del interior de Brasil”, resume con acierto Verónica Goyzueta.