jueves, 3 de junio de 2021
«El festival de Venecia resurge pese al Covid», por Ernesto PÉREZ

Por Ernesto PÉREZ, para SudAméricaHoy

Vuelve la más grande kermesse del cine mundial, el
Festival de Cannes llegado a su 74a. edición, con la esperanza de dejar atrás meses y meses de pandemia, con la casi total ausencia del cine latinoamericano presente solo con una coproducción minoritaria mexicana,
“La Civil” de la realizadora rumano-belga Teadora Ana Mihai en la sección
informativa con jurado propio “Una cierta mirada”. Del 6 al 17 de julio, respetando todas las reglas sanitarias, como el distanciamiento, el uso se espera menos restringido del barbijo, el testeo diario para quien no ha sido vacunado y la ausencia del toque de queda, Cannes vuelve a proponerse como la cita indispensable del séptimo arte, donde se reúne lo más granado del cine mundial.


 En la presentación del programa, en un cine parisino donde eran más
notables los lugares vacíos que los llenos
, el director artístico Thierry
Frémaux y el presidente Pierre Lascure
, volvieron a recobrar ese orgullo que les había faltado el año pasado cuando a regañadientes tuvieron que
informar que se suspendía la manifestación.
  Era la tercera vez en su historia que el festival se suspendía, después
de que en 1939 la segunda guerra mundial canceló la edición inaugural y en 1968 la revuelta del mayo francés la interrumpió a los pocos días.
 En homenaje a ese año “perdido” para el cine, Frémaux recuperó
parte del programa del 2020, entre ellos “The French Dispatch” de Wes
Anderson, “Tre piani” de Nanni Moretti y “Benedetta” de Paul
Verhoeven.

 Veintitrés películas integran el pelotón que aspira a la Palma de Oro de
parte de un jurado presidido por Spike Lee (ya apalabrado para 2020), entre ellas “Annette” de Leos Carax que inaugura el certamen, el 6 de julio, el mismo día en el que Jodie Foster recibe la Palma de Oro a la carrera, “Les Olimpiades” de Jacques Audiard, “France” de Bruno Dumont, “Tout c’est bien passé” de François Ozon y “A Hero” del iraní Asghar Farhadi.

 
 Entre los viejos conocidos de Cannes figuran el noruego Joachim Trier con “The Worst Person in the World”, la francesa Mia Hansen-Love con el documental “Bergman Island”, el tailandés Apichatpong Weerasethakul con “Memoria” mientras el resto de programa está dedicado a jóvenes cineastas de uno y otro sexo.
 Otros habitués como el húngaro Kornél Mundruczo con “Evolution” y
los franceses Mathieu Amalric con “Serre-moi fort” y Arnaud Desplechin con “Tromperie” han sido relegados a la sección Cannes Premières mientras
otros como Oliver Stone con el documental “JFK Revisited: Through the
Looking Glass” y la actriz, ahora directora, Charlotte Gainsbourg quien
traza un emotivo retrato de su madre, Jane Birkin, en “Jane par Charlotte”.

 Terreno de descubrimiento volverá a ser “Una cierta mirada” que en
las últimas dos décadas era el rincón donde iban a parar los films que no
encontraban cabida en el concurso y ahora estará dedicada a jóvenes promesas del cine mundial.
 Aquí precisamente está “La Civil”, debut en el largometraje de
Teadora Ana Mihai,
historia de una madre que busca a su hija, raptada por los carteles de la droga, escrita especialmente para el cine por el novelista mexicano Habacuc Antonio de Rosario, con un elenco totalmente azteca, encabezado por Arcelia Ramírez y Alvaro Guerrero y filmada en los mismos lugares donde transcurre la acción.
 El 7 y el 8 de junio anunciarán sus programas las secciones paralelas no
oficiales, Semana de la Crítica y Quincena de Realizadores, donde se espera
encontrar mayor atención a las cinematografías latinoamericanas, cuyas
industrias han sido gravemente afectadas por la pandemia.