viernes, 31 de julio de 2020
México, en carrera en el Festival de cine de Venecia

Por Ernesto PÉREZ, para SudAméricaHoy

Será México, con el sexto largometraje de Michel Franco, “Nuevo orden”, el país que tenga el honor de representar a toda América Latina en el Festival Internacional de Cine de Venecia, que se celebrará del 2 al 12 de septiembre, primera manifestación cinematográfica de primordial importancia que se abre al público después de seis meses de pandemia que, entre otras víctimas ilustres, provocó en mayo pasado la anulación del festival de Cannes.


 En efecto, entre los sesenta films que se proyectarán al público, con
todas las precauciones previstas por ley para evitar contagios
(distanciamiento de un metro entre butaca y butaca, uso obligatorio de
barbijos al entrar y salir de los cines, desinfección periódica tras cada
proyección) solo “Nuevo orden” y el documental brasileño dedicado a
Caetano Veloso, “Narciso em ferias” de Renato Terra y Ricardo Calil
, que se exhibirá fuera de competición, lograron pasar el examen que fallaron otras cinematografías, igualmente importantes, como la chilena y la argentina.

 Según anticipó el director del festival Alberto Barbera, “Nuevo
orden”
se ambienta en un futuro cercano y describe el mecanismo por el que una democracia se convierte en dictadura con el apoyo de la ciudadanía y está interpretada por Darío Yazbek Bernal, hermanastro del más famoso Gael García Bernal y que fuera el protagonista del primer largo de Michel Franco, “Daniel & Ana” que le significara al director el premio de “Una cierta mirada”, reseña paralela del Festival de Cannes en 2009 y que lo lanzó, con apenas 30 años, a la fama mundial.
 Pero lo importante es que Venecia se hace, muchas veces en colaboración
con otros festivales como Toronto, Telluride y Nueva York, respetando todas
las reglas impuestas por los médicos  que incluye además la venta de
entradas solo por internet
y con la esperanza de que el virus no vuelva a
hacer de las suyas al final del verano boreal.
 Para obviar a la merma de espectadores de cada proyección, con el tercio
o el 40 por ciento de las butacas ocupadas
, que por primera vez serán
numeradas
, se hizo necesario aumentar las funciones y abrir otra maxitienda que se agrega a las dos ya existentes y al Palacio del Cine.
 Este año, haciendo de necesidad virtud, ningún film de gran espectáculo
de Hollywood con la consiguiente retahíla de astros y estrellas de fama
internacional, aparecerá por el Lido
. La única excepción será
“Nomadland” de Chloe Zhao, producido e interpretado por la gran Frances McDormand, y lo único que llamará a los jóvenes a llenar el Lido será la presencia de Vasco Rossi, objeto de un documental, que dará un pequeño concierto para sus muchos fans italianos.
 Barbera enumera con orgullo algunas cifras: 62 largos y 15 cortos, de los
cuales el 28 por ciento dirigido por mujeres
“y elegidos por su cualidad y
no ciertamente por el sexo del realizador” puntualiza) provenientes de 50
países en representación de los cinco continentes.
 Pero lamenta la desaparición por fuerza mayor de la sección
“Desconfinamientos”
, dedicado a descubrir nuevas voces del cine mundial (y que en pasadas ediciones prestaba suma atención al cine latinoamericanos) mientras “Venecia Classics”, dedicada al cine restaurado será prestado este año al Festival del Cine Recobrado que por causa del virus pasó de junio a agosto y se concluirá justo antes que empiece el festival del Lido.
 Será un festival de descubrimientos con realizadores que en su mayoría
aun deben construir sus filmografías, con segundas, terceras y cuartas obras, cuando no primerizos visto que muchos cineastas ya apalabrados para mayo en Cannes han decidido postergar el estreno de sus películas (Wes Anderson, Nanni Moretti) para el año 2021, cuando se haya descubierto la vacuna anti Covid y los cines vuelvan a abrir normalmente.
  Cuatro films italianos aspiran al León de Oro que asignará un jurado
presidido por la actriz australiana Cate Blanchett: “Le sorelle Macaluso”
de la más importante dramaturga y directora teatral del pais, Emma Dante,
sobre su pieza epónima. “Notturno” del documentalista Gianfranco Rosi
(que se llevará el León de Oro en 2013 por “Sacro GRA” y el Oso de Oro
en Berlín en 2016 por “Fuocoammare”) sobre la guerra civil en Siria,
“Miss Marx” de Susanna Nicchiarelli sobre la hija menor del Karl Marx, y
“Padrenostro” de Claudio Noce.  Entre los pocos veteranos del concurso se cuentan dos habituales invitados, el ruso Andrei Konchalovsky con “Doroyie tovaritschi” (Queridos camaradas)
sobre una huelga de trabajadores reprimida en el sangre por orden de Brezhniev y el israelí Amos Gitai con “Laila in Haifa” o como convivían en armonía israelíes y palestinos en una célebre discoteca de antes del muro.
 A estos dos podrían agregarse la francesa Nicole Garcia con el policial
“Amants” y el japonés Kiyoshi Kurosawa que, curiosamente y a pesar de su copiosa filmografía, debuta recién ahora en Venecia con “Spy no turna”,
intriga de espionaje en vísperas de la segunda guerra mundial.
 Entre las jóvenes pero ya afirmadas cineastas cabe citar a la polaca
Malgorzata Szumowska, 47 años, Oso de Plata en Berlín en 2018 con “Mug”, que presenta “Sojiegu juz nigdy nie bedzie” (No volverá a nevar) y la alemana “Und Morgen die ganze Welt” (Y mañana todo el mundo) sobre los jóvenes que tratan de oponerse con violencia al resurgimiento de la
ideología nazi.
 Y fuera de concurso cabe destacar el nuevo film de la china Ann Hui (León
de Oro a la Carrera 2020 junto con la actriz inglesa Tilda Swinton), “Love
After Love”
, documentales de Abel Ferrara (Sportin’ Life”), “La
verità su La Dolce Vita”
, vida y misterios de la obra maestra de Federico
Fellini a los 100 años de su nacimiento, “Salvatore: shoemaker of dreams”
sobre el gran estilista italiano Salvatore Ferragamo que en los años 20 y 30
calzó a las más importantes estrellas de Hollywood, firmado por Luca
Guadagnino
, sobre la ambientalista sueca Greta Thunberg (“I am Greta” de Nathan Grossman) y el cantautor italiano Paolo Conte (“Paolo Conte, via con me” de Giorgio Verdelli).