martes, 6 de julio de 2021
Cannes se queda corto con “Céu de agosto” de Jasmin Tenucci

Por Ernesto PÉREZ, para SudAméricaHoy

Vuelve después de un alto de un año a causa del Covid 19, el festival de los festivales, Cannes, con un programa abultado del 6 al 17 de julio en el que América Latina actúa más como actor secundario o espectador que como protagonista.
 Un festival respetuoso de todas las recomendaciones sanitarias (distancia
en butacas, ubicación obligatoria de las localidades para aislar por
secciones eventuales infectados, certificado de doble vacunación y de certificado negativo de las últimas 48 horas, indispensables hasta para poder ingresar en los cines y en el Palacio del Festival, uso del mascarilla y hasta un servicio de vacunación abierta a todo público) que trata de recuperar su gloria pasada en una ciudad que aún ostenta las ruinas de la pandemia (bares, restaurantes, negocios y hoteles cerrados).


  Es también una ciudad que ha dejado atrás, al menos por este año, su
soberbia de perla del Mediterráneo para viejos ricos, disminuyendo de hasta tres o cuatro veces los precios de sus hoteles (85 euros por noche en un hotelito de la céntrica  Rue d’Antibes y 150 en un tres estrellas, contra
400 y 600 de las temporadas pasadas).
  No figura ningún film latinoamericano en concurso en el certamen principal con la excepción de dos cortos brasileños, “Céu de agosto” de Jasmin Tenucci y “Sideral” de Carlos Segundo, y una minúscula participación méxico-colombiana en “Memoria” del tailandés Apichatpong Weerasethakul, pero en la paralela informativa “Una cierta mirada”, con jurado propio, la presencia del subcontinente es apenas un poco más pronunciada con “Noche de fuego” de la mexicana Tatiana Huezo y “Freda” de la haitiana Gessica Généus.


   Después están las invitaciones oficiales, casi de cortesía, como la del
brasileño de origen argelina Karim Ainouz y su “Le marin des montagnes”
en proyección especial o la del argentino Gaspar Noé (pero francés de
adopción) con “Vortex”, incluído en la sección de Medianoche, o de la
chilena Dominga Sotomayor en un episodio del film colectivo “The Year of the Everlasting Storm”, todos  fuera de concurso.
  La situación mejora de muy poco en la Semana de la Crítica, reservada a
primeras y segundas obras, con la única representación del colombiano
“Amparo” de Simón Mesa Soto pero se hace mucho más contundente en la
Quincena de Realizadores, donde han encontrado cabida Brasil con “Medusa” de Anita Rocha da Silveira y en participación minoritaria en el film croata “Murina” de Antonieta Alamar Kusijanovic, Argentina con “El empleado y el patrón” de Manuel Nieto Zas y el corto “El espacio sideral” de Sebastián Schjaer y la participación minoritaria con Chile en el italiano “Re Grancho” de Alessio Rigo de Righi y Matteo Zoppis, y Costa Rica con “Clara sola” de Nathalie Alvarez Mese.


 Pero América Latina también está representada como espectadora con los
jurados del certamen oficial y de “Una cierta mirada”, respectivamente,
los cineastas brasileño Kleber Mendonça Filho y argentino Daniel Burman.
 En este año y medio de pandemia, muchos de los films más interesantes
del período desertaron los cines y fueron directamente en las plataformas y
en streaming. Loables excepciones fueron películas de tres directores, así
llamados “abonados” por ser invitados casi permanentes de Cannes y que
eran parte del programa abortado del 2020, los cuales por lealtad u otros
motivos ocultos, decidieron postergar sus estrenos hasta la normalización de las proyecciones en cine y presentarse nuevamente este año.
 Se trata del norteamericano Wes Anderson con “The French Dispatch”, del italiano Nanni Moretti con “Tre piani” y del holandés Paul Verhoeven con “Benedetta” que, justamente por la expectativa que han despertado en este año y medio de letargo, son los títulos más esperados de este 74o. Festival de Cannes.
 A estos se agregan el film de apertura “Annette” de Léos Carax,
“France” de Bruno Dumont, “Tout c’est bien passé” de François Ozon
y “Les Olympiades” de Jacques Audiard (Francia), “Flag Day” de Sean
Penn y “Red Rocket” de Sean Baker (EEUU), “The Story of My Wife” de
Ildiko Enyedi (Hungría), “Verdens verste menneske” (La peor persona del mundo) de Joachim Trier (Noruega) y “Un héroe” de Asghar Farhadi
(Irán).

 El jurado oficial está presidido por el actor, director, productor y
guionista norteamericano Spike Lee, quien también aparece en el afiche del
festival, y las Palmas de oro a la carrera serán en apertura para la actriz
y directora USA Jodie Foster y al cierre para el director y guionista italiano
Marco Bellocchio.