lunes, 4 de febrero de 2013
Oviedo aumenta la lista de políticos muertos en accidentes aéreos

Asunción/Madrid. EFE /SAH

En el último medio siglo importantes políticos latinoamericanos han muerto en siniestros de aviación. Algunos por errores humanos o fallos técnicos. Sobre otros sobrevuela un manto de sospecha y la posibilidad de que la verdadera causa fuera un atentado. El accidente de helicóptero que acabó con la vida de Lino Oviedo, también cuestionado por un sector de sus seguidores, se suma a una lista negra de fallecidos en la que figuran, entre otros, los ex presidentes Omar Torrijos y René Barrientos.

Restos del helicóptero en el que viajaba Lino Oviedo. Foto Efe/ABC Color

El 27 de abril de 1969 el político y militar René Barrientos, cuadragésimo séptimo presidente de Bolivia, falleció calcinado en un accidente de helicóptero muy cerca de la ciudad de Arúe, mientras estaba en ejercicio del mando presidencial.

El 31 de julio de 1981 el general panameño Omar Torrijos, máximo mandatario del país entre 1969 y 1981, muere cuando la aeronave oficial en la que viajaba explotó sospechosamente en pleno vuelo.
El 21 de octubre de 1989 Armando Blanco Paniagua, ministro hondureño de Trabajo, muere al estrellarse un Boeing 727-200 de la compañía aérea de Honduras Tan-Sahsa, con 146 personas a bordo, a 25 kilómetros de Tegucigalpa.
El 9 de agosto de 1994 el candidato presidencial para las elecciones de Guatemala de 1995 José Pablo Donado, del derechista Movimiento de Liberación Nacional (MLN), falleció a bordo de un helicóptero que se incendió en pleno vuelo y chocó contra una montaña en el departamento guatemalteco de Baja Verapaz.
El 13 de febrero del2003 fallece el ministro de Protección Social de Colombia Juan Luis Londoño, al estrellarse en la cordillera central andina el avión en el que viajaba.
El 6 de octubre del 2003 el diputado brasileño José Carlos Martínez, presidente del Partido Laborista Brasileño (de centroderecha aliado al gobierno de Lula da Silva), muere al estrellarse su avioneta en el sur de Brasil.
El 21 de septiembre del 2005 Ramón Martín Huerta, ministro mexicano de Seguridad Pública, fallece al estrellarse su helicóptero debido al mal tiempo en una zona montañosa del estado de México.
El 24 de enero del 2007 Guadalupe Larriva, ministra de Defensa ecuatoriana, muere a bordo de un helicóptero que colisionó con otro en unas maniobras militares cerca del aeropuerto de Manta.
El 27 de julio del 2008 Carlos Vinicio Gómez, ministro de Gobernación de Guatemala, muere en accidente aéreo en una zona montañosa del norte de Guatemala.
El 4 de noviembre del 2008 el ministro de Gobernación de México Juan Camilo Mouriño fallece cuando la avioneta en que viajaba perdió el control a consecuencia de turbulencias y se estrelló en Ciudad de México.
El 11 de noviembre del 2011  El ministro de Gobernación de México José Francisco Blake falleció al estrellarse el helicóptero en el que viajaba desde Ciudad de México a Cuernavaca, convirtiéndose en el segundo titular de Interior del Gobierno de Felipe Calderón que moría en accidente aéreo.

Otro caso de accidente aéreo relevante sufrido por un político latinoamericano es el de Jaime Paz Zamora, uno de los fundadores del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y presidente de Bolivia entre 1989 y 1993.
El político izquierdista sobrevivió a la sospechosa caída de la avioneta en que viajaba, cuando se dirigía a Potosí, en plena campaña electoral a la vicepresidencia por la UDP. Como consecuencia sufrió quemaduras en diferentes partes del cuerpo. Algunas en rostro y brazos.