jueves, 14 de agosto de 2014
Magdalena Truel va a Hollywood y Lima Photo se despide

Por Stella MONTORO, para SudAméricaHoy (SAH)

Perú busca su propio espacio en el mundo del arte y la cultura. Esta semana la propuesta Lima Photo 2014 dio buena muestra de ello. También esta semana un periodista y escritor peruano fue, merecidamente, noticia. Hugo Coya, columnista de SudAméricaHoy.com, verá cómo Magdalena Truel Larrabure, una de las protagonistas de su libro, «Estación Final», tendrá como destino la pantalla grande en Hollywood.

La prensa de Estados Unidos ya se hizo eco del proyecto que contará con productores como Thomas Voth (Piratas del Caribe). La historia de Magdalena Truel Larrabure, una mujer minusválida que se convirtió en la mejor falsificadora de pasaportes y DNI de la resistencia francesa», como recordaba Hugo Coya, se rodará en Francia y Perú. La mujer, «una verdadera heroína”, formó parte de un grupo de judíos peruanos que fueron víctimas del nazismo.

bodegon LimaPhoto 120 x 90, baja (1)
DE FOTO

Otra película se rodó, en sentido figurado, estos días. Participaron 28 galerías con pasaporte peruano y de otros países. Entre estos, Argentina, Bolivia, Francia, Canadá, Cuba Chile, España, Uruguay y Venezuela. La muestra Lima Phono 2014 fue, un año más, un éxito.

Perú hace apenas cuatro años que creó un Ministerio de Cultura pero, visto lo visto, lo está amortizando con fuerza. La quinta edición de esta importante exhibición de fotografía se sumó a las iniciativas artísticas que buscan, entre otros objetivos,  colocar a la capital peruana en el mapa del continente y del mundo.

“Estos eventos internacionales hacen que los nombres de nuestros mejores artistas suenen fuera de nuestras fronteras. Es un gran momento para Perú”, observaba Gastón Deleau, director con Roberto Huarcaya de Lima Photo 2014, en el diario El Comercio.

En efecto, la presencia de diferentes galerías le dio a la muestra vuelo más allá de las fronteras. Elsi del Río, Barro o la española Blanca Berlín, (con fotografía de uno de los bodegones urbanos de Buenos Aires del colectivo MR), recogieron sus particulares visiones del mundo, de las ciudades, de las cosas, de la gente, de los edificios… Esto es, de la vida.

MR, resume su serie de Bodegones urbanos del siguiente modo, «son fotos en las que basándonos en la estética y el concepto de los bodegones  del pintor español del siglo XVI-XVII, Sánchez Cotan, intentamos denunciar la situación de las personas sin hogar, con la exposición de objetos comprados a ellos mismos en la calle y dispuestos de similar manera que las frutas, flores  y verduras de las naturalezas muertas del gran pintor barroco».  Dicho esto, Marina Burgos y Ricardo Ramón, observan, «a los paralelismos estéticos se contraponen los opuestos significados, si unos expresan abundancia los otros carencia, si los bodegones barrocos tienen un concepto banal y estético, nuestras fotos  poseen  un marcado carácter político y social».