martes, 16 de octubre de 2018
“Los Fujimori peronistas”

Por Carmen DE CARLOS, para SudAméricaHoy

El clan Fujimori empieza a parecerse  al peronismo, cuando parece que están sacándose los ojos, en realidad, se están reorganizando. El general Perón ponía como ejemplo una bolsa llena de gatos y explicaba que los zarpazos y aullidos no eran por la pelea sino por el apareamiento. Dicho en sus términos, “los peronistas somos como los gatos, cuando parece que nos peleamos nos estamos reproduciendo“. Pues los Fujimori no andan muy lejos de esa imagen después de la detención de Keiko Sofía, la primogénita acusada de blanqueo de capitales que recibió bajo cuerda durante su última campaña electoral.  La secuencia viene a ser así, Kenji odia a Keiko, Keiko odia a Kenji, el bloque partidario se rompe y cada cual va por su camino. El patriarca se arrima a Kenji y huye de la hija que antes lo evitó para que cumpliera su condena. Susana Higuchi, la madre que denunció torturas y confinamiento durante el Gobierno de su ex marido parece recuperar la cordura y perdona a todos con tal de que la “lideresa” de la oposición salga volando de la cárcel. El “quilombo” es monumental y los Fujimori que antes se odiaban ahora hacen frente común y hasta logran que los hermanos que se hacían los mudos alcen la voz. El mensaje es: liberen a Keiko