miércoles, 5 de septiembre de 2012
Reserva Natural de Heliconia, la joya de Colombia

Heliconia. Verónica Tamayo (Ruta Ecológica)

Con el río más caudaloso y la mayor selva tropical del planeta, la Amazonía es uno de los tesoros ecológicos de Colombia. Es un lugar prodigioso no sólo por las dimensiones de su afluente y los pueblos aborígenes que lo habitan, sino también por toda la vida que se origina y se nutre de sus múltiples orillas. Ruta Ecológica decidió adentrarse en esta tierra, considerada el pulmón del mundo, para descubrir todo su encanto y majestuosidad donde nos encontramos con la Reserva Natural Heliconia, un lugar cargado de naturaleza y aventura con las comodidades que muchos viajeros necesitan.

Heliconia está ubicada en la jungla amazónica del Brasil en los límites de Perú y Colombia, cerca a las ciudades fronterizas de Tabatinga y Leticia, junto al río Javarí. Está totalmente alejado de la civilización lo que genera un clima de tranquilidad inexplicable, misterioso y lleno de emociones. Esta Reserva cuenta con un hotel ecológico construido en madera y techos de palma, que garantizan una estadía mucho más amena. Heliconia tiene una variedad de actividades para todos los turistas entre las que se encuentran la visita a playas de río, que en época seca bajan su nivel; los paseos en canoa; la pesca; la observación de aves desde altas torres; caminatas guiadas por los nativos, quienes le enseñan a los visitantes a convivir con la naturaleza; las visitas a los lagos, que cambian dependiendo de la estación y la observación de delfines en el río Javarí, donde los turistas pueden nadar con estos animales que los indígenas consideran sagrados.

Para los más aventureros está el canopy, que se practica desde uno de los árboles más altos del Amazonas, donde podrán observar la selva y la naturaleza que la acompaña. Los visitantes a Heliconia también pueden visitar a las comunidades indígenas y conocer sus costumbres y su forma de vida; allí tendrán la posibilidad de ver la tienda de artesanías de esos pueblos y adquirir algún recuerdo de su paso por estas bellas tierras. Asímismo, de la mano de un nativo, los turistas podrán hacerse tatuajes con tinta natural del fruto huito.

Por su inigualable abundancia de especies vegetales y animales, el mundo ya se ha hecho consciente de la importancia ecológica del Amazonas para el planeta; es definitivamente un mundo aparte, con un entorno que muestra claramente el misterio de una selva y de su población nativa. Allí está la Reserva Natural Heliconia, un lugar de primitivo, lleno de encanto y belleza por descubrir. Para ver más información sobre esta reserva natural puedes visitar la página de Ruta Ecológica donde encontrarás el vínculo directo a la web de Heliconia.